Síguenos en

Opinión

¿Se podrá encontrar el amor en apps de ligue?

Publicado

el

Amor en tiempo de colerapps

¿El amor real existe en las apps o sólo es un cuento que alguien nos contó? La respuesta somos nosotros mismos.

Si te das a la tarea de googlear “Amor en los tiempos de Grindr” te encontrarás con un sinfín de artículos que hablan del tema, de si en verdad es posible encontrar personas que valgan la pena o, más difícil aún, encontrar al amor de tu vida. Muchos de ellos comparan apps como Grindr, Hornet o Tinder con el proceso de selección de una empresa en donde vas descartando gente de acuerdo al perfil que estás buscando.

Pero hoy no escribo para llegar a alguna conclusión sabia acerca de eso, sino para expresar mi muy personal punto de vista acerca de buscar y encontrar el amor en las #colerapps y, específicamente, de las personas que las usan.

Las llamo #colerapps porque si bien el cólera es una infección contagiosa, las apps de ligue también lo son; me explico: supongamos que estamos en una reunión con nuestros amigos y, como es normal en nuestra época, cada quien en cierto momento de la noche toma el celular y se pone a navegar por sus redes sociales; de pronto, uno de ellos comienza a enseñar a los demás una foto del chico o chica que le gustó, alguno de ellos pregunta qué aplicación es y entonces, el contagio se propaga, sin embargo, el anfitrión aún no invade a su nuevo huésped. Esto ocurre cuando la app es descargada. En éste último momento, el cólera ha quedado consumado.

Y como éste, me vienen muchos ejemplos más a la cabeza en donde el resultado al final siempre es el mismo. Uno busca el amor en donde mejor le plazca y crea conveniente, como quien lo busca en un bar sentado frente a sus amigos y le pide a uno de ellos recorrer el mismo “cazando” a quien puede ser su nueva presa, o quienes prefieren hacerlo desde la comodidad de su hogar mediante las #colerapps.

Sin embargo, el problema principal no son las apps de ligue ni las famosas putivueltas, sino la persona que somos.

Si lo que queremos es usar las redes sociales para ligar o si lo queremos hacer de manera directa y presencial, o si lo que queremos solamente es encontrar a alguien para desatar nuestros instintos más candentes o si queremos establecer una relación amorosa, cualquiera que elijamos estará bien, pero lo que no está bien es no ser claros con nosotros mismos ni con los demás.

El amor es un sentimiento ecuménico que se encuentra en el universo y que es mágico cuando nos llega. No puedes disponer del amor si no existen personas que lo reciban. Con el amor propio sucede igual, ¿quién dispone del amor propio? Nosotros mismos, evidentemente. Todos somos un medio de disposición que recibe al amor. Podemos mantenerlo con nosotros en forma de familia, amigos, pareja o más conscientemente como nosotros mismos. Sin embargo, ¿somos todos responsables del amor que alguien más pone en nosotros porque cree que lo merecemos?, la respuesta es sí.

Para cuando alguien haya puesto su amor en nosotros, significa que es porque ya se lo permitimos de alguna manera y aquí radica el problema; si no lo queremos, no lo incitemos.

Debemos dejar a un lado los prejuicios y estigmas que imperan en la comunidad en general. No hablo de ser gay o no, sino de ser humanos; de no engañar, no mentir, no perturbar, no agredir, no discriminar, no sobajar, no hundir, no pisotear. Hablo de hablar con la verdad, de ser respetuosos, de no hacer perder el tiempo a nadie, de ser claros y sinceros, pero sobre todo honestos. Hablo de ser cordiales y confiables. Hablo de amar.

Todo el mundo merece un amor honesto y cordial, hermoso y recíproco, un amor demostrativo y afable. Tú te lo mereces. No te diré como se debe amar porque eso es personal y te lo enseña la vida, pero te puedo dar un consejo básico que puedes seguir: no lastimes a nadie de ninguna forma.

Conviértete en el amor que quieres recibir.

paisley-fields

Altanero, precioso y orgulloso. Cinéfilo, futbolista, gaymer y blogger. Mediocampista de Zorros LGBT.

Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Deja un comentario

Opinión

Me enteré de que mi papá es gay y hoy me arrepiento por cómo reaccioné

Publicado

el

Esta historia fue contada originalmente por VICE Holanda y traducida por el mismo equipo. En esta, un chico nos relata cómo fue que se enteró de que su papá es gay y cómo fue su forma de reaccionar. Aquí la historia:

Mi padre es de origen francés, pero hace 24 años se mudó a los Países Bajos para crear una familia junto a mi madre. Siendo como es un tipo curioso y amante de la cultura, no tardó en adoptar las costumbres del país y en hablar holandés, lengua en la que nos crió a mi hermano y a mí.

Una vez a la semana, mi padre llamaba por teléfono a sus hermanos y a su padre en Francia. Con ellos hablaba en francés, de forma que podía contarles cualquier cosa sin preocuparse por que nosotros nos enteráramos.

Una noche, mi padre estaba al teléfono con su hermana; mi hermano salió de la cama, bajó las escaleras y lo oyó hablar en ese idioma extranjero. Sin embargo, a medida que se desarrollaba la conversación, se dio cuenta de que había fragmentos que no le sonaban tan extranjeros, como la palabra “gay”, que mi padre repitió varias veces.

Por aquel entonces, mis padres nos explicaron que había problemas en su matrimonio, aunque varios meses después, cuando yo tenía unos nueve años, nos fuimos todos de vacaciones a Francia, como cada verano. Siempre íbamos al mismo camping, cerca de la casa de la familia de mi padre. Un día estaba mi padre jugando con mi hermano en su tienda de campaña mientras yo me dedicaba a montar una trampa para avispas con una botella de plástico y limonada dulce fuera, tumbado en la hierba. A través de la lona de la tienda, podía oír perfectamente cómo iba la partida y quién ganaba. De repente, sin venir a cuento, mi hermano le preguntó: “Papá, ¿eres gay?”.

“Con los años, me he preguntado muchas veces por qué me eché a llorar, por qué no me mostré más comprensivo”

Por lo que recuerdo, mi padre se quedó callado un buen rato. Yo no entendía por qué mi hermano le había preguntado eso. “¿Por qué lo preguntas?”, replicó mi padre. “Lo dijiste por teléfono”, fue la respuesta de mi hermano. Más silencio.

Mis ojos seguían fijos en una avispa que intentaba escapar de la trampa, pero mis oídos estaban en otra parte. Me sentía muy confundido. Lo que había dicho mi hermano parecía una broma, pero yo notaba que algo pasaba.

“Tienes razón, es verdad”, oí decir a mi padre con una risa nerviosa. No sé si se dieron cuenta de que yo estaba junto a la tienda y lo oí todo. Cuando al cabo de un rato mi padre salió, me miró y yo empecé a llorar ahí mismo. Con los años, me he preguntado muchas veces por qué me eché a llorar, por qué no me mostré más comprensivo. Tal vez fue porque en ese mismo instante supe que mis padres no volverían a estar juntos nunca más.

Varios meses antes, un domingo por la mañana, mi hermano y yo estábamos jugando al FIFA en nuestro cuarto cuando mis padres nos llamaron desde la planta de abajo. Yo iba ganando y no quería dejar de jugar, pero por el tono de voz de mi madre sabía que se trataba de algo importante. Esa mañana, mis padres nos dijeron que se iban a divorciar.

Aquella noticia me impactó muchísimo. No entendía nada. Mis padres nunca discutían y, al menos que yo recuerde, nunca nos llegaron a explicar el por qué de su ruptura. Poco después de aquello, mi madre se fue de casa y yo seguía negándome a aceptar lo que estaba pasando, sobre todo cuando luego nos fuimos los cuatro de vacaciones a Francia.

Fue allí donde entendí que debía aceptar que mis padres no volverían a estar juntos. A mi padre no le gustaban las mujeres, y eso incluía a mi madre.

Las cosas no cambiaron mucho después de que mi padre saliera del armario. Mi hermano, nuestro perro y yo pasábamos una semana con él y otra con mi madre, que se había ido a vivir con su nuevo novio. Durante mucho tiempo, en casa de mi padre estuvimos siempre los tres solos. Nunca sintió la necesidad de presentarnos a nadie y tampoco hablábamos del tema. Nos limitamos a seguir con nuestras vidas, al margen de sus asuntos personales.

No fue hasta hace muy poco que mi padre y yo decidimos hablar del tema. Me contó que, antes de divorciarse, mi madre se había enamorado de otro hombre. Fue doloroso, pero le sirvió para darse cuenta de que ya llevaban un tiempo viviendo como si fueran hermanos. A partir de ese momento inició una búsqueda de la persona que realmente era, un viaje que emprendió lejos de nuestra vida familiar.

En aquella época, mi padre se sentía completamente solo. “No hay muchos gais por ahí con mujer e hijos”, me dijo. Después de divorciarse, ir a terapia y leer muchos libros sobre el tema, optó por suscribirse a un sitio web de citas para conocer a otros hombres con los que compartir su historia. Finalmente, conoció a un tipo agradable y decidió quedar con él. Estaba tan nervioso que llamó a mi madre y le preguntó si podía hablar con ella.

“Antes de divorciarse, mi madre se había enamorado de otro hombre. Fue doloroso, pero le sirvió para darse cuenta de que ya llevaban un tiempo viviendo como si fueran hermanos”

Más adelante, mi madre me dijo que de inmediato supo que mi padre iba a quedar con alguien. Mucho antes del divorcio, mi madre le preguntó si le gustaban los hombres, y él contestó rotundamente que no. Pero un día mi padre le contó la verdad, algo que le resultó más sencillo que tener que explicárnoslo a nosotros. Necesitaba tiempo para entenderse y aceptarse a sí mismo antes de poder dirigirse a nosotros, nos confesó luego, pero no fue nada fácil. Tenía miedo de contárnoslo él mismo y quería que nuestra madre estuviera también presente, pero no dejaba de posponer el momento. Hasta que mi hermano se lo preguntó a bocajarro.

Afortunadamente, cuatro años después de habernos contado la verdad, nos habló de un novio secreto que había tenido durante un tiempo, y nos alegramos mucho por él. Recuerdo el momento en que me enseñó una foto de su pareja, un sábado por la tarde; me llamó desde su despacho, en el desván, para que subiera. Lo encontré frente al ordenador. La pantalla mostraba la foto de un hombre atractivo en una cafetería. “Es él”, me dijo con lo que, sin duda, era un deje de orgullo en la voz. Fue una sensación extraña ver al hombre del que mi padre se había enamorado. Era guapo, parecía agradable y, por suerte, esta vez no sentí el impulso de echarme a llorar. Más cómodo con su sexualidad, mi padre me preguntó si quería conocerlo.

En ese momento, yo solo era capaz de pensar en cómo sería ver a mi padre besando a otro hombre. Desde entonces, eso ya ha ocurrido unas cuantas veces y es exactamente lo mismo que si vieras a tus propios padres besarse en público: increíblemente violento pero enternecedor al mismo tiempo. Me alegra saber que siente la libertad de hacerlo en su propia casa. Es como si se hubiera liberado. Ojalá lo hubiera hecho mucho antes. Pero nos explicó que no quería confundirnos y que habría hecho lo mismo si hubiera conocido a otra mujer. “Un divorcio, un nuevo padrastro y saber que vuestro padre es gay… Me parecía demasiado para vosotros a esa edad”, me dijo.

Ahora tengo dos padrastros y celebramos la Navidad todos juntos. De vez en cuando, mi padre y yo quedamos para cenar en un restaurante de Ámsterdam donde las hamburguesas tienen nombres de drag queens, y en ocasiones me envía fotos del desfile del Orgullo. Una vez fui con él a su bar gay favorito y conocí a todos los amigos que ha hecho durante todos estos años. Es un sitio al que va muy a menudo y yo ni siquiera sabía de su existencia. Me alegro de que eso haya cambiado.

 

Este artículo apareció originalmente en VICE Holanda

Seguir Leyendo

Opinión

“Querida mamá, yo también tengo un hijo gay y esto es lo que tienes que saber…”

Publicado

el

Querida Mamá,

 

Te escribe una mamá que al igual que tú también corrió al clóset a esconderse tras la noticia de que su hijo era gay,  también al igual que tú, enmudecí con la noticia, mi mundo se detuvo y grité: “¡¡ESTO NO ES CIERTO!!”.

En ese momento en que escuché las palabras que cambiaron mi vida: “Mamá SOY GAY”, pasaron tantas cosas por mi mente y lo primero que le dije a mi hijo fue “Qué mujer te hizo tanto daño para ahora me digas esto!”. Mi hijo estaba llorando lleno de miedo y yo estaba desesperada, solo quería salir corriendo, tomar aire y regresar a mi casa pensando que todo esto no podía estar pasando, sencillamente quería entrar en el clóset de donde él había salido y esconderme junto con mis miedos, mi ignorancia ¡y no saber nada más!

Pensé que aquello solo me estaba sucediendo a mí, que no existía otra mamá que le estuviera sucediendo lo mismo; qué equivocada estaba y por eso te escribo a ti… a la madre de un(a) hijo(a) que te ama tanto que decidió abrir contigo su corazón y compartirte su vida.

 

Quiero decirte que admiro a tu hijo(a) por la valentía que tiene y el amor que siente por ti, algunos guardan silencio, otros fingen y unos más se suicidan, sin embargo, tienes frente a ti a la persona honesta y sincera que le enseñaste a ser y quien te ama con todo su ser. Y ,que, al igual que tú, está temblando de miedo.

 

Tu hijo(a) no decidió ser gay, la orientación sexual no se prefiere ni se escoge, es algo con lo que ya se nace, también lo tuvo que descubrir, al igual que tú, también estuvo lleno(a) de miedos y temores, también lloró y se asustó al igual que tú.

 

Los brazos de una madre son el hogar de amor y aceptación incondicional, son el mejor refugio de nuestros hijos en sus momentos de incertidumbre, son un impulso cuando intentan volar y el paracaídas cuando llegan a caer. Hoy necesita de ti esos brazos, que le hagan saber que tu amor y tu comprensión serán su fuerza para enfrentar este mundo lleno de intolerancia, ignorancia y prejuicios.

 

Conversing

Mi mayor temor era que mi hijo no fuera aceptado y fuera humillado por los demás, e irónicamente su mayor temor era ser rechazado por mi, su madre. Sin embargo él me dio la mayor lección de vida cuando lo escuché decir: “No me importa escuchar lo que diga o murmure la gente, yo solo voy a escuchar lo que tú y mis hermanos me digan, eso es lo más para mí, los demás no me importan, solo ustedes, mi familia y las personas que amo”. En el momento en que él tuvo el valor y el coraje de caminar con orgullo y decir “Este soy yo y aquí estoy”,  me inspiró a ser valiente y decir con el mismo amor y orgullo “EL ES MI HIJO, ES GAY Y YO LO AMO”.

Si amas a tu hijo(a), abrázalo(a), porque es cuando más lo necesita, dile que lo(a) amas, porque es cuando más necesita escucharlo, siéntete orgullosa por su corazón, por sus valores, por su entereza, por su honestidad y por su amor hacia ti. Si no sabes qué decirle o qué preguntarle, no importa, el corazón hablará cuando las palabras falten, sólo necesita saber que lo amas como el primer día que llegó a tu vida, como el primer día que te miró y te dijo “Mamá”.

 

“Al final del día amamos y admiramos a nuestros hijos por los seres humanos en que se convierten, por el amor que comparten y por lo felices que hacen a las personas que los rodean”

 

Seguir Leyendo

Opinión

A veces lo más sano es cortar relaciones con familiares

Publicado

el

La sociedad nos ha condicionado a creer que la familia debe ser el vínculo espiritual que nunca se debería romper. Sin embargo, esto no siempre es cierto. Puede que algunas veces sea necesario por tu estabilidad mental y emocional mantener distancia de algunos miembros de la familia en particular, incluso si eso implica separarse de ellos por un tiempo indefinido.

Un miembro de la familia tóxico puede hacer más daño que un amigo o un conocido.

Cualquier relación tóxica puede drenarte emocionalmente, pero tener una relación así con alguien de tu familia puede impactar de forma negativa tu salud mental.

 

Alithia Asturrizaga es una trabajadora social clínica que trabaja en Alithia Psychotherapy Associates, P.C.. Ella se ha especializado en temas relacionados a la familia.

“He trabajado con muchas personas que han vivido toda su vida lidiando con miembros familiares y seres queridos tóxicos. De hecho, esta es una de las razones principales por las que muchas personas buscan terapia. Hay ciertas técnicas para que las personas puedan hacer más tolerables estas relaciones —estos métodos incluyen generalmente alejarte en cierta medida de la persona tóxica. Sin embargo, en muchos casos, la mejor solución es quitar completamente de tu vida a ese individuo tóxico.”

 

Ahora, puede ser posible quitar de tu vida amores tóxicos, amigos, conocidos o compañeros con mucho drama y muchas secuelas, ¿pero qué pasa si tienes una relación abusiva con tu familia nuclear?

“No es fácil y es sumamente complicado a nivel emocional cuando se trata de relaciones familiares cercanas, tales como los padres—pero cuando la situación está deteriorada hasta el punto de ser imposible llevar una vida feliz y libre, tomar esta decisión es lo mejor,” dice Asturrizaga.

 

Por otro lado, antes de que empieces a eliminar a la gente de tu vida,es también muy importante comprender las señales de una persona tóxica. Si algún miembro de tu familia muestra las siguientes señales, puedes estar seguro de que son una amenaza para tu salud mental:

  • Te hacen víctima de sus inseguridades. En vez de apreciar tus logros, señalaran lo que no has hecho. Te recordaran constantemente que la vida es injusta y no hay razón para ser feliz porque ellos lo sienten personalmente así.
  • Siempre te juzgarán. Hay una delgada línea entre retroalimentación constructiva y el juicio basado en la opinión. Tú sabrás cuando sus críticas te ayudan o sólo son para hacerte sentirte mal.
  • Abusan de tu energía. Ellos absorberán toda tu energía positiva para darle sentido a sus vidas miserables, y cuando tú los necesites, desaparecerán.
  • No se puede confiar en ellos. Si tu familiar conoce todas tus debilidades y fortalezas y las usa contra ti cuando discuten, te darás cuenta que no son personas en las que debes confiarles tus secretos o información personal.
  • Te echan la culpa de sus errores. ¿Tienes algún familiar que depende emocionalmente de ti y te ha convertido en el pilar de su vida? Hay muchas probabilidades de que estén absorbiendo tu energía y continuamente te reclamarán por no estar ahí para ellos, incluso cuando sepan que tú tienes tu propia vida.
  • Su comportamiento hacia ti cambia de acuerdo a la gente que está presente. Un día, ellos te tratarán muy bien y pretenderán que les importas, pero otros días son insensibles hacia ti y te insultarán. Te dirán las cosas buenas en persona, pero usualmente, enfrente de alguien más, serán sarcásticos o crueles.

 

Un consultor profesional miembro desde hace 8 años de Families Services of America, Shannon Battle sugiere que establecer límites es la mejor manera para lidiar con una persona tóxica. Battle dice, “Cada vez que tengas que lidiar con la toxicidad, entiende que existe una curva de aprendizaje. Habrá periodos de incertidumbre, culpabilidad y posible pérdida de la relación. Tienes que determinar el nivel de sacrificio que debes hacer para proteger tus emociones y proteger a las personas que quieres también. El comportamiento siempre es una elección personal.”

No se sentirá bien eliminar a un familiar de tu vida. Hay muchas emociones y lazos, y por supuesto, sacudirá la base de tu vida. Pero si no lo haces, tendrás que pagar el precio de mantener esa base intacta; y ese precio es tu estabilidad mental.

El precio es muy alto, especialmente si este familiar es alguno de tus padres. Un padre por default tiene el beneficio de la duda porque criar a un niño puede ser complicado y abrumador. Y algunas veces incluso cuando tratas a convencer a tu familiar de que lo que hace está dañando el ecosistema, no pondrá atención a lo que dices, culpará a la sociedad o a ti o lo tomará personal y no hará ningún cambio. Pero eso está bien porque tienes que seguir intentando.

Lo que tratamos de decirte es que no puedes hacer feliz a nadie si tu propia felicidad está en riesgo.

Es imperativo para cada individuo el enfocarse en su vida primero y después dejar entrar a otros a ella. Una relación significa mucho esfuerzo y la relación con tu familia debe ser sagrada. Por eso atamos muchas esperanzas en ella. Y cuando nuestros familiares no nos valoran, nos lastiman, perdemos la cordura. Es esencial mantener el balance y algo de espacio personal, incluso con tus padres y hermanos y cada uno debe respetar eso. Pero si nada funciona, entonces eliminarlos de tu vida es un paso necesario que debes tomar. Las familias deben estar ahí para apoyarte, animarte y estar ahí para ti cuando lo necesites. Así como cualquier grupo que te rodee.

 

Las relaciones abusivas con los padres generalmente son las peores. Lori Osachy, directora y propietaria de The Body Image Counseling Center, dice,”Por lo general uno de estos familiares tóxicos es uno de los padres. Es sumamente doloroso el darse cuenta que la personalidad de un padre tóxico no va a cambiar. La decisión de reducir o eliminar el contacto con ellos, y después ser firmes en esa decisión, puede ser abrumadora. Es muy normal que mis clientes no se den cuenta del comportamiento tóxico de sus padres, así que siguen sufriendo comportamientos abusivos. El estigma social de necesitar ‘honrar a mi padre y a mi madre’ es otra cosa que bloquea. Algunas veces eliminar a tu padre de tu vida es la mejor decisión, pero necesitas un apoyo enorme y educación para que tengas éxito y experimentes alivio.”

Después de que hayas identificado y confrontado a esa persona tóxica en tu vida, podría ser contraproducente ya que el abusador podría intentar echarte la culpa a ti, diciendo que tú eres la influencia negativa en sus vidas, siendo la razón por la que se comportan así. Pueden hacerse las víctimas lo cual puede confundirte y en los peores casos, hacerte sentir terrible contigo mismo. Y de esta manera, el círculo interminable de comportamiento abusivo seguirá. Es un patrón, y se repetirá, así que debes ser muy cuidadoso y evaluar la situación desde la lógica sobre qué es lo mejor para ti.

Eliminar a la gente tóxica de tu vida es importante para tu salud mental y bienestar, aunque sea un familiar tuyo. ¿Conoces a alguien que haya sido afectado por una relación tóxica con un familiar? Diles que está bien que eliminen a esa persona de su vida.

 

Con información de: @infobae

Seguir Leyendo

Opinión

Es más difícil ser bisexual

Publicado

el

Por

La bisexualidad puede definirse, a grandes rasgos, como atracción sexual y/o emocional  por el sexo opuesto y el mismo sexo. Sin embargo existe una amplia gama de “combinaciones” que entran dentro del paraguas de la bisexualidad.

Hace unos días se publicó una nota, donde se mencionaban algunas frases que solemos escuchar las personas bisexuales, provenientes de la gente que nos rodea. Me tomé el tiempo de  leer algunos de los comentarios de Facebook  acerca de la nota, y entre los comentarios que agradecían por la nota, los que no estaban del todo de acuerdo, y quienes ya no soportaban el típico ejemplo del sabor de nieve, me encontré con algunos que mencionaban que ser bisexual es mucho más difícil que ser gay o lesbiana.

Por un momento estuve totalmente de acuerdo con esos comentarios, cada que una persona sale del clóset como bisexual, recibe muchos comentarios que no ayudan en nada, como lo menciona mi artículo anterior. Sin embargo, después de pensarlo un poco y seguir leyendo los comentarios, cambié de parecer.

Ser bisexual es difícil, pero no más ni menos que ser gay o lesbiana, ser trans, ser negro o ser latino.  Simplemente, el hecho de pertenecer a una minoría suele ser difícil. Y no lo es por nuestra persona, sino por la convivencia con nuestra sociedad, por cómo nos reciben y cómo nos tratan.

 

Difícil es pertenecer a una comunidad que busca igualdad de derechos, pero que si no encajas con lo que la mayoría quiere, no los tienes.

Difícil es tener que pretender ser alguien quien no eres.

Difícil es pretender ser “normal”. Ser como todos.

Difícil es tener que ir por la vida soportando personas que se escudan en las religiones para justificar su homofobia. Justificar su “opinión”.

Ser quienes somos no debe ser algo difícil, ya que simplemente así somos, no debemos de fingir, no debemos de esforzarnos por ser, por vivir a nuestro modo sin perjudicar a nadie.

Mis pensamientos finales concluyeron que lo difícil de todo lo hace la sociedad, lo hacemos nosotros al discriminar. Entiendo que hay personas que deben pasar por cambios, como operaciones o tratamientos para verse y sentirse como realmente son, pero ser tú mismo va más allá de eso; es amar, querer y respetar a quienes te rodean, es algo interno, es amarte, quererte y respetarte.

Seguir Leyendo

Entretenimiento

5 razones para ver la serie ‘She-ra y las princesas del poder’ en Netflix

Publicado

el

Bueno, ya me vi la nueva serie de NetflixShe-ra y las princesas del poder; y a pesar de los haters, a mí sí me gustó. Para los que no saben, se trata de un reboot de la serie clásica She-ra: la princesa del poder (1985), que era la contraparte femenina del famoso He-man y los maestros del universo. Si tienen más curiosidad sobre los creadores de estas series y personajes, los invito a que vean la serie de Netflix The Toys that Made Us (es excelente serie documental, por cierto).

Bueno, sin desviarme del tema, la serie animada de Netflix es producida por DreamWorks Animation (sip, los mismos de Cómo entrenar a tu dragón, Voltron, Trollhunters y otras series más) en las manos de Noelle Stevenson, una artista de cómics y escritora muy premiada. La serie trata sobre Adora, una chica que creció en las filas de The Horde (La Horda) quienes se encuentran en guerra con las princesas de este planeta, Etheria. La vida de Adora va a cambiar por completo cuando por accidente se encuentra con la legendaria espada que le permite convertirse en She-ra, la princesa del poder.

Sin más pormenores aquí van mis razones para verla:

 

1. La cantidad de personajes femeninos

Pues esta serie me sorprendió por la cantidad de personajes femeninos que hay. No me extrañaría que fuese una cosa especial en un show animado. Eso es un gran logro para las mujeres, porque habla de la diversidad y la visibilidad femenina sobre todo en un show de este tipo.

 

2. La diversidad étnica

El show muestra la diversidad en mucho tipos y esto fue otra cosa que me sorprendió. Veremos personajes afroamericanos, asiáticos, inuit, etc. no como de fondo, sino en roles secundarios y protagónicos.

 

3. La desexualización de She-ra

Muchos fans de la serie de los 80’s se quejaron del diseño de She-ra, porque decían que no era lo suficientemente  sexy y que más bien parecía un niño. Cuando vi los comentarios (quejas, más bien) luego de haber visto la serie, me quedé así:

No me pareció para nada masculino el diseño de She-ra ni tampoco el de Adora. Al contrario, ambas son femeninas en su propio estilo. Es como Wonder Woman la peli con Gal Gadot; no pones en duda que es una mujer inteligente, fuerte, valiente, perseverante y muy audaz. Adora es una adolescente y pues me pareció muy lindo su diseño, porque ella es definida por sus características psicológicas y emocionales no por su aspecto físico. Porque si solo la juzgamos por sus curvas y “sexiness” creo que estamos cayendo en el mismo círculo de la objetivización de la mujer, ¿no les parece?

 

4. Ser princesa es algo bueno

En esta serie se exploran todas las gamas de lo femenino y pues es porque Etheria está gobernada por princesas con poderes. Es así que sus súbditos no tienen ningún juicio malo sobre ser una princesa, hasta el propio Bow lo dice que ser princesa no es para nada malo y es un personaje masculino. Adora no es el estereotipo de princesa para nada, y justamente eso es lo que la hace especial. Aquí las princesas son tan variadas como cualquier mujer, porque al final todas somos diferentes y eso es lo que nos hace grandiosas. Girl Power!

 

5. Hay representación LGBT y mucho más, gente

Sip, ya llegué a este punto. Hay una pareja lésbica en la serie, solo que no les voy a decir cuál (no spoilers). Pero, les voy a comentar que lo que me encantó de la serie es el tratamiento fluido de la tensión amorosa y la amistad, sobre todo entre Adora y Catra. Durante la serie verás que estas dos tienen una relación algo complicada y pues la tensión romántica entre ellas es indiscutible. Simplemente mírala y verás de lo que hablo.

 

Bueno, espero que mis razones sean suficientes para que la vean, porque en lo personal a mi me gustó mucho. Se las recomiendo mucho:

¡Por el honor de Grayskull!

 

Seguir Leyendo

Opinión

Si un amor se fue

Publicado

el

Dicen que en la vida todos tenemos un solo gran amor, que nadie más será capaz de hacernos sentir tan enamorados y enamoradas. Pero hay que reconocer que esta manera de pensar tal vez es solo una consecuencia de todas las películas con finales felices que vemos a diario. Aún recuerdo todas las historias que marcaron la manera en que veía el amor durante mi niñez: las mujercitas sueñen con casarse y los varoncitos aspiren a ser el mejor jugador de fútbol del mundo, las mujercitas jueguen a la cocinita mientras los hombrecitos lo hacen con pistolas o pelotas.

 

nic3b1os-amor

 

¡Pero vamos! Que a este punto ya hemos roto muchos de estos estereotipos, los cuales solo se han encargado de limitarnos en nuestras decisiones, en nuestra libertad, en nuestra felicidad… Ya no miramos las cosas de la misma manera, ya no tenemos la misma perspectiva de la vida, ya hemos crecido, y ya hemos madurado.

 

tumblr_nm0ichswv71t5focco1_1280

 

Ahora sabemos que una mujer no necesariamente tendrá que llevar puesta una faldita, y sabemos que no necesariamente se enamorará de un hombre. Sabemos que un varón no necesariamente querrá ser un jugador de fútbol famoso y no necesariamente terminará enamorándose de una mujer. Ahora sabemos que un hombre no siempre se sentirá como tal, o que una mujer tal vez se sienta más cómoda siendo tratado en masculino. Sabemos que a una persona le pueden gustar tanto un hombre como una mujer, y sabemos que no necesariamente deberá gustarle alguno o alguna.

 

Sí, ahora sabemos muchas otras cosas, pero aún queremos limitarnos a ese único amor que tal vez también resulte ser un mito. Con esto no pretendo romper los corazones de aquellos que se identifican como locos soñadores de un amor, pero si quiero crear un destello de esperanza en todos aquellos que amaron, que entregaron todo, que se deshicieron por un amor y que ahora, ese amor se alejó, se rompió o desapareció, por alguna razón sin importar cual pueda sea.

 

Somos seres cambiantes, crecemos, maduramos, nos equivocamos y volvemos a aprender, y en cada uno de estos momentos, evolucionamos. Esta evolución nos hace ser diferentes y buscar a alguien diferente para amar. Todo este proceso tal vez no sea consciente, pero es real y si no me creen comparen todo lo que son ahora, lo que creen, lo que quieren, con la persona que fueron hace unos 5 o 10 años, lo que creían, lo que querían.

 

 

tumblr_ngt7plso9z1sj3ojko1_500

 

Así que la idea es jamás cerrar la puerta de nuestro corazón y dejar que llegue lo que deba llegar, al momento preciso y en el lugar perfecto. Y podrán ser uno o dos o tres o cuatro o los amores que deban ser, y deberemos entregar todo una y otra vez, porque de eso se trata vivir. ¡Sería terrible morir con la idea de que jamás nos atrevimos a fluir con las oportunidades que la vida nos pudo brindar! Y quién sabe tal vez sea ese el sentido del verdadero amor. Amar hasta el cansancio y las veces que sean necesarias. Jamás una historia será como otra, jamás un amor será más o menos intenso que otro, jamás una persona podrá ser olvidada. Pero sí podemos encontrar una persona que nos haga soñar como nunca, que nos haga volar más alto que jamás, que nos permita comprendernos y conocernos como nunca; y cuando llegue lo sabremos… Y sí, pueda ser que acabe, pero lo vivido, lo soñado, lo amado jamás desaparecerá. Luego llegará otra persona que provoque nuevas cosas, que de nuevo, nunca las habremos sentido y que nos convenza de que vale la pena amar de nuevo…

 

Llegarán, se irán, volverán…

 

La vida es toda una montaña rusa, así que solo queda sentarse, relajarse, disfrutar… y abrir las palmas para recibir todo, TODO, lo que el cielo nos pueda brindar.

Seguir Leyendo
Publicidad

Destacado

Carrito Artículo eliminado. Deshacer
  • Sin productos en el carrito.